«Nunca nos rendiremos»

0
560
Nunca nos rendiremos

 «Nuestros gobernantes no han tenido bemoles para solucionar el problema de la Talidomida en España. Nunca nos rendiremos».

“Nunca nos rendiremos. Nuestros gobernantes no han tenido bemoles para solucionar el problema de la Talidomida en España”. Los miembros de AVITE lanzan un mensaje directo a nuestros gobernantes, para que cuando se forme el nuevo gobierno, los tengan en cuenta, y el tema de la Talidomida sea prioritario en las agendas del próximo gabinete.

Después del nuevo mazazo judicial en el que las víctimas de la Talidomida nos hemos quedado totalmente desamparadas con nuestra Justicia, publicamos el 6º capítulo del vídeo grabado en el Real Casino de Murcia, y moderado por la escritora de Planeta Rosario Raro, en donde representantes de AVITE, lanzan un mensaje directo a nuestros políticos y sobre todo gobernantes, para que cuando se forme el próximo gobierno, sea el que sea, con los pactos que sean y del color político que sea, que de una vez cojan las riendas del tema TALIDOMIDA EN ESPAÑA y lo solucionen de una vez, dando un puñetazo encima de una mesa. Dejan muy claro, que hasta que esto no ocurra, todo lo demás, los apoyos y las palmaditas en la espalda, no ha servido ni va a servir absolutamente para nada, (solo confetis y brindis al sol) por la actitud rastrera y ruin que ha tenido el laboratorio alemán Grünenthal hasta ahora con nosotros, y habernos dejado totalmente abandonados la justicia española a los pies de los caballos.

Nuestros gobernantes, si quieren, pueden, -el próximo presidente del Gobierno en concreto- y ya basta de buenas palabras y de buenas intenciones, y de tantas promesas y tantos apoyos, pues las victimas de la Talidomida se están muriendo cada día que pasa, sin recibir ninguna ayuda como afectados por el fármaco Talidomida de la farmacéutica alemana Grünenthal.

Hasta ahora no lo han solucionado, pero nunca es tarde, y aunque el tiempo apremia, ahora tienen una oportunidad maravillosa e historia, para solucionar el problema de una vez.

Ningún gobierno quiso nunca hacer una campaña de comunicación para que afloraran todos los casos ocultos, y tuvo que hacerla AVITE, sin medios, enviando carteles informativos a todos los hospitales públicos y privados de España.

A lo largo de estos últimos años, hemos tenido que luchar, nosotros AVITE sin ayuda de nadie, contra viento y marea y demostrar que si se vendió Talidomida en España, en contra de la tesis y versión oficial.

Tuvimos que demostrar que se empezó a vender Talidomida en España varios años antes del inicio de comercialización en todo el mundo, e incluso tuvimos que demostrar que continuó vendiéndose Talidomida, muchos años después de estar retirada en el mundo.

No existíamos como afectados hasta el año 2010 en que el gobierno del Rodríguez Zapatero hizo el RD 1006/2010 y reconoció en él, que se vendió Talidomida y que había afectados. Entonces fue cuando pudimos, con ese reconocimiento oficial, presentar la demanda judicial contra la farmacéutica Grünenthal. (Y así lo subrayo un juez con voto particular del Tribunal Supremo).

Y al final, nuestra Justicia, nos ha dejado al pie de los caballos, totalmente desamparados, no admitiendo nuestro recurso el Tribunal Constitucional siquiera, para debatirlo y después dictar sentencia positiva o negativa.

Vamos a ir a Estrasburgo, al Tribunal de Derechos Humanos, por supuesto, pero es patético y lamentable, que si ganamos allí, y la sentencia fuese favorable para los talidomidicos españoles, la indemnización tendría que pagarla el Estado Español, y la farmacéutica saldría de rositas, a pesar de haber reconocido esta que fue la causante del daño, pidiendo perdón públicamente al mundo en el verano de 2012, y además reconociéndonos a nosotros (en conversaciones previas a interponerles la demanda y que tenemos grabadas y que fueron admitidas a trámite por el juzgado), que hemos sido los afectados peor tratados del mundo. Y ahora se esconden y se escudan en la prescripción para no pagar sus indemnizaciones.

Slogan de la fundación Grünenthal «Vivir sin dolor, vivir mejor», ¿pero el dolor de quien?.

Proverbio chino. “Cuando habla el dinero, la verdad calla”.

Los daños prescritos de Grünenthal para no olvidar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.