Antes de lanzar la Talidomida Grünenthal ya conocía los peligros

1
4439
TALIDOMIDA GRUNENTHAL VANCOUVER
“Ocho meses antes de lanzar al mercado la Talidomida, Grünenthal ya sabía sus efectos monstruosos”

Antes de lanzar la Talidomida Grünenthal ya conocía los peligros. Ocho meses antes de lanzar al mercado la Talidomida, Grünenthal ya sabía sus efectos monstruosos

Antes de lanzar la Talidomida Grünenthal ya conocía los peligros. Así lo revela el documental que acaba de emitirse en Canadá y demuestra que la farmacéutica alemana Grünenthal, sabía 8 meses antes de ponerla en circulación, las consecuencias nefastas de la Talidomida.

Fuente www.cbc.ca

Así lo revela el documental que han emitido en Vancouver y según John Zaritsky:

 John Zaritsky Realizador de Vancouver
John Zaritsky Realizador de Vancouver

“Grünenthal sabía ocho meses antes de poner la droga en el mercado, que causaría bebés deformes y sin embargo en su afán de enriquecerse, siguió adelante y ganaron millones de marcos alemanes”

 “Fue la droga más vendida en Alemania, junto a la aspirina”, ha explicado Zaritsky.

Dueños de Grünenthal padre e hijo Michael y Sebastián Wirtz
Dueños de Grünenthal padre e hijo Michael y Sebastián Wirtz

El realizador de Vancouver muestra y demuestra en su documental, los oscuros secretos sobre la droga Talidomida que dieron a las embarazadas y que causó miles y miles de malformaciones congénitas de nacimiento.

“Grünenthal sólo ha pagado a las víctimas en Alemania, no han pagado a nadie más fuera de Alemania, y en mi opinión, han tenido tiempo más que suficiente, ya que son una de las familias más ricas de Alemania Occidental. Tienen miles y miles de millones de dólares, y no se empobrecería en lo más mínimo para proporcionar un poco de justicia a las víctimas a las que han perjudicados durante más de 50 años”. Matiza Zaritsky.

Louise-Mason

Grünenthal, mientras tanto, como siempre calla, o dice mentiras por doquier.

1 Comentario

  1. No quiero ni comentar q Gel laboratorio conociera ya los riesgos Me indigna q en España se envasara el Softenón q es lo q a mí me dieron. El Imidán fué otro de los más recetados en España. Lo q me indigna más es la indiferencia de los médicos q atendieron a esas madres, las cuáles eran completamente ignorantes de la situación. Se las enviaba con su bebé a casa u de apenas quedaban registrados sus datos en la maternidad. ¿Para qué iban a seguirlos? Ésa es mi mayor indignación. Personalmente escuché al director general de Sanidad ( no existía como ministerio) dr. García Orcoyen, decir q no había habido casos en España y q se abstuvieran las madres gestantes de tomar lo q no fuera recetado por un profesional. ¿Debería haberle hecho tragarse mi receta? ¿Qué madre, en su sano juicio tomaría ni una aspirina? Varias veces amplió Alemania las fechas para reclamaciones. Se produjo el juicio y a aquéllos q acudieron, sin coste al largo conflicto, se les adjudicó una pensión. En España se escondieron, salvo raras excepciones. Por experiencia sé q ni los médicos estaban informados. Tenían la obligación de estarlo. Los reconocidos fueron ayudados con unas mínimas pesetas incluídas en la retribución del padre y obsequiados con un carnet de subnormales. En cuatro puntos diferentes al menos, de España, busqué y en algún caso rehabilité a alguno q encontré tras esfuerzos y maniobras; con otro tuve peor suerte porque cuando conseguí q le recibieran en la paz, falleció ese mismo día después de varios días de gran prensa porque había nacido en familia sin recursos. pero no tuvo ayuda. Me gustaría q alguien, al menos moralmente, gratificara a las angustiadas madres q han tenido q cargar con la respoonsabilidad de haber sido quienes ingirieron la medicación, el rechazo a la admisión en cualificados centros de educación de jardín de infancia. Fery Land, a quien nunca estaré suficientemente agradecida, aceptó a mi hijo porque hice la proposición de prueba. Incluso en centros donde se impartían títulos de profesionales de la enseñanza fuí rechazada porque ¿Qué dirían los padres de los otros niños? No uno ni tres.
    No sigo porque me alrgaría muchísimo. Me gustaría contactar con otras madres porque deberíamos dejar testimonios de esta masacre. No son niños q han nacido con un cromosoma más o menos, ni con una parálisis cerebral. Son niños a quienes se les ha administrado en el seno materno una droga inmunda con efectos q no se resumen en unas líneas. Mi ánimo está con vosotros y agradezco en nombre de todos los asociados, la lucha q habéis llevado y no sólo personal, q. también hubiera sido justo. Gracias una vez más. Ánimo y siempre a vuestra disposición

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.