Afectados de talidomida

0
377

Juan Carlos Vélez, ejerce de estatua viviente y de mendigo por las ciudades españolas.

Carlos, abocado a la mendicidad

A Faustino la silla eléctrica le cuesta, de su bolsillo, 7.800 Euros. Si tuviera brazos podría utilizar una silla convencional, podría desplazarse y mover las ruedas. A pesar de ello, la Seguridad Social entiende que Faustino la solicita  como un articulo de lujo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.