Victimas de la talidomida fundan una alianza internacional

0
469

En Colonia se reunieron víctimas del fármaco que provocó entre 1957 y 1963 la denominada “Catástrofe de la Talidomida”, cuando nacieron en todo el mundo bebés con graves malformaciones irreversibles. “Las indemnizaciones de las víctimas fueron acordadas en aquel entonces cuando se creía que nuestras expectativas de vida eran muy bajas”, señaló Udo Herterich vicepresidente de la asociación de víctimas de la talidomida de Renania del Norte (Westfalia). Según el presidente de la Confederación de víctimas del Contergan- como se conoce el medicamento en Alemania- Andreas Meyer, no se trata únicamente del aspecto financiero, sino de toda la problemática en torno al medicamento. “No se ha trabajado la historia del Contergan”.

afectados_alemania_1

La Alianza Internacional de la Talidomida, estará integrada por organizaciones nacionales y regionales provenientes de Canadá, Gran Bretaña, Suecia, España y Alemania. El objetivo declarado es lograr un aumento a las pensiones mensuales de las víctimas elevándolas hasta los 2.100 euros en promedio. También piden que se indemnice a las víctimas con una cantidad única de un millón de euros por persona. Se estima que unos diez mil niños en todo el mundo, y cinco mil en Alemania, nacieron terriblemente Afectada alemana                                   deformados a raíz de que sus madres tomaron talidomida durante la gestación. La tragedia hubiera podido evitarse si los laboratorios hubieran sometido a pruebas más rigurosas el preparado como reclamaban científicos de diversas nacionalidades.

Grünenthal envió pruebas del fármaco a médicos en todo el mundo presentándolo como una sustancia sin efectos colaterales que podía venderse sin receta. En Alemania un millón de alemanes tomaban talidomida diariamente. Pese a que se multiplicaron los casos en los que el fármaco provocaba la paralización irreversible de las extremidades, el producto seguía en el mercado.

Hasta 1971 y tras un acuerdo con las víctimas, el fabricante con sede en Aquisgrán aceptó indemnizar a las víctimas con 56 millones de euros. El gobierno alemán destinó otros 51 millones de euros a un fondo de indemnizaciones que se ha agotado ya. En Alemania existen todavía unas 2.700 personas afectadas por el fármaco que reciben una renta mensual de unos 545 euros.

Por primera vez desde que ocurrió la tragedia, en diciembre pasado se reunieron representantes de las víctimas de la talidomida con el director ejecutivo de Grünenthal, Sebastian Wirtz.

Ampliar noticia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.