Repuesta de AVITE al comunicado de Grünenthal: mitos y realidades de la Talidomida

0
515

a propósito de la Jornada del 8 de febrero de 2016.

COMUNICADO AVITE: LOS MITOS Y LAS MENTIRAS DE GRUNENTHAL

Respuesta documentada de AVITE al comunicado del Laboratorio Grünenthal Pharma S.A. (Inventor, Fabricante, Propietario de la Patente y Distribuidor en España de los productos con Talidomida), a propósito de la Jornada del 8 de febrero de 2016

AVITE lamenta profundamente que Grünenthal Pharma no asistiera a las jornadas celebradas el pasado 8 de febrero en la sede de la Organización Médica Colegial (OMC), al igual que hizo el Centro de Investigación de Anomalías Congénitas (CIAC) dependiente del Instituto Carlos III, y organismo de confianza del Ministerio de Sanidad en materia de Talidomida.

Cuando tanto AVITE, como la OMC invitan a participar en un evento público, lo hacen con total honorabilidad, y para que todos y cada uno de sus invitados expresen su opinión con libertad y acorde a su criterio u opinión. Así lo hicieron en la mesa técnica los médicos expertos invitados, y en la mesa política los máximos responsables de Sanidad de los principales partidos políticos con representación nacional, y así lo hubieran hecho tanto Grünenthal Pharma, como el CIAC.

AVITE en ejercicio de su derecho constitucional ha ejercido acciones judiciales contra Grünenthal Pharma S.A., que han sido derivadas única y exclusivamente de desprecio constante que Grünenthal Pharma ha llevado a cabo a este colectivo en nuestras constantes llamadas al dialogo durante más de 10 años. No obstante, ha seguido intentando dialogar, incluso tras haber ganado la sentencia en primera instancia, siendo una vez más Grünenthal Pharma (la sensibilizada a la tragedia de la Talidomida) la que nos ha dado, una y otra vez, con la puerta en las narices, obligándonos al único camino posible, la búsqueda de la justicia cuando la opción de dialogo esta conclusa.

Es Grünenthal Pharma S.A. quien no aporta pruebas, quien no concede entrevistas a ningún medio de comunicación, quien jamás se presta a un dialogo abierto y plural, y quien solo actúa con comunicados unilaterales sin opción a más comentario. Extraño proceder para un palmario inocente. Y como testigos imparciales de ello están todos, absolutamente todos los medios de comunicación nacionales, que nos consta que lo han intentado.

Consideramos importante aclarar con precisión y transparencia el punto “b” del comunicado de Grünenthal Pharma S.A. porque se han emitido criterios de absoluta falta a la verdad por parte del laboratorio.

· La OMC ha realizado un estudio exhaustivo y pormenorizado de la documentación probatoria que obra en poder de Avite, y que nuestros tribunales no han admitido a trámite. Un equipo de expertos de primerísimo nivel de la OMC formado por médicos y farmacéuticos ha analizado pormenorizadamente durante más de tres meses toda esa información, y fruto de ese impecable trabajo, ha dado pie a ese informe.

· AVITE no está dispuesta a consentir a Grünenthal Pharma S.A. que dude, ni por un instante de la honorabilidad, imparcialidad y honestidad de nuestros médicos. Colectivo, por cierto, al que también engañó y manipuló Grünenthal en los años 60, con falsas pruebas de seguridad y eficacia de la Talidomida y sus compuestos.

· A diferencia de Grünenthal Pharma, que no asistió a las jornadas, la OMC, a través del ilustre Dr. D. Javier Font Celaya, Representante Nacional de la Vocalía de Médicos de Hospitales, tuvo la humildad de pedir públicas disculpas en nombre de toda la profesión médica a los afectados, mirándoles a la cara, por no haber sido más eficaces en el ejercicio de su labor, y no haberse dado cuenta antes de lo que ocurría con la Talidomida. Cuando está mundialmente probado que Grünenthal empleo todas las más viles artimañas para que este colectivo se mantuviese desconocedor de los hechos. Prueba aún viva de ello es el ilustre Dr. D. Claus Knapp Boetticher, codescubridor, junto con Widukin Lenz de los terribles efectos de la Talidomida en Alemania, y para desgracia de Grünenthal, todavía vivo.

· Para la segunda parte del punto “b” del comunicado, nada mejor que plasmar el propio fallo de la sentencia del juzgado de primera instancia:

Que ESTIMANDO EN PARTE la demanda interpuesta por AVITE, ASOCIACION DE VICTIMAS DE LA TALIDOMIDA EN ESPAÑA, representada por la Procuradora Sra. Vallés Rodríguez, contra GRÜNENTHAL PHARMA S.A, representada por el Procurador Sr. Lanchares Perlado, DEBO DECLARAR Y DECLARO como afectados por la talidomida a los socios de AVITE de los incluidos en el listado contenido en auto de 6 de noviembre de 2012 que perciban o pudieran percibir en el futuro las ayudas económicas establecidas en el Real Decreto 1006/2010 y que acrediten esta condición en ejecución de sentencia mediante la presentación de la correspondiente resolución administrativa, excepto las personas que estén recibiendo ayudas de la Fundación Contergan, y DEBO CONDENAR Y CONDENO a la demandada a indemnizar a cada uno de ellos con la cantidad de 20.000 euros por cada punto porcentual de minusvalía que les haya sido reconocido por la Administración española, más intereses legales desde la fecha de interposición de la demanda con el incremento previsto legalmente a partir de esta resolución.

La interpretación es clara, para la propia Juez, deja abierto el proceso, y por tanto, la indemnización para todo aquel que pueda demostrar en el futuro su condición de posible afectado. Por tanto la interpretación es clara, no deja fuera como dice Grünenthal Pharma S.A. a 163 personas, si no que les deja la puerta abierta a futuros reconocimientos. De igual manera que están abiertos en Alemania, Reino Unido, Italia, Suecia, Canadá, Australia, etc. En el Mundo entero. AVITE entiende perfectamente que Grünenthal Pharma quiera cerrar el protocolo a toda costa, pero no descansaremos hasta que asuma hasta la última consecuencia de su dejadez, desidia y avaricia, mientras nos quede un soplo de vida.

· En la tercera parte del punto “b” del comunicado, donde Grünenthal Pharma S.A. asegura que existían otras tres empresas en España que vendían compuestos con Talidomida, AVITE jamás ha negado tal hecho, y así consta en el proceso. Sus nombres PEVYA, Farmacobiológicos NESSA e Instituto Farmacológico Latino. Pero solo existe una PATENTE DE TALIDOMIDA en España a nombre de Grünenthal CMBH y fechada en Marzo de 1956. ¿Dónde están las demandas de Grünenthal GMBH por plagiar su patente en España? ¿No sería más bien que eran colaboradores y distribuidores del laboratorio alemán al igual que los tiene hoy en día? Entonces, y solo entonces se comprendería que no hubiera demanda de por medio.

También debe hacer AVITE comentarios aclaratorios al respecto del punto “c” y todas las afirmaciones que se continúan después, y que procede aclarar, pese a lamentar el peso de esta respuesta:

· El título de las jornadas, obviamente, lo ponen los organizadores, como es normal, y en el caso de España está especialmente justificado, y sobre todo, documentalmente probado.

· AVITE jamás ha trabajado con mitos, solo trabaja con pruebas y documentos oficiales.

AVITE tiene la obligación moral de desmentir de forma tajante que Grünenthal lamente en lo más mínimo la catástrofe de la Talidomida. Lo que Grünenthal lamenta en profundidad son los 100 millones de euros que le lleva costada la “genialidad” y lo único que le preocupa a toda costa, es que no le cueste más. Si Grünenthal hubiera tenido el más mínimo sentimiento de arrepentimiento y responsabilidad la hubiera asumido sin juicios, sin pleitos, sin cortapisas, sin protocolos, sin trabas.

Si Grünenthal hubiera tenido el más mínimo sentimiento de arrepentimiento no hubiera esperado 50 años a pedir perdón, argumentando un pueril bloqueo de ideas

Si Grünenthal hubiera sentido ni el más mínimo vestigio de humanidad, hubiera abierto sus puertas a AVITE la primera vez que llamó a ellas, y no le hubiera obligado a entramparse en un costoso y farragoso proceso judicial, que sabía que Grünenthal manejaría a su antojo, a base de triquiñuelas legales, nunca de la razón y la inocencia de la culpa.

Si Grünenthal hubiera lamentado algo, hubiera asumido la sentencia del Juzgado de Primera Instancia, pagado su indemnización a las primeras víctimas y colaborado directamente en la creación de una unidad de diagnóstico y reconocimiento imparcial y objetiva, pues al “supuesto arrepentido” le debería preocupar únicamente que no quede ningún afectado sin su cobertura y salvaguarda económica.

En palabras escritas del propio Grünenthal, la Fundación alemana apoya a 2.700 personas afectadas, y AVITE se pregunta. Si solo en Alemania hay más de 2.600 afectados, y ha vendido millones y millones de pastillas por el Mundo ¿Dónde estamos los demás? ¿O la Talidomida solo afecta con derecho a indemnización de la Fundación alemana a los alemanes? Esto es la cruel, pero a la vez cristalina, realidad.

Y como colofón a este arrepentimiento, y muestra clara de la solidaridad de Grünenthal hacia sus consumidores, dentro del proceso judicial y admitido a trámite tenemos la “CARTA” que Grünenthal envía a su distribuidora en España el 21 de Diciembre de 1961, cuando ya lo había retirado en Alemania, diciendo literalmente:

“Escribe Ud. que no informarán a los médicos españoles del motivo de la interrupción de las ventas y que a sus colaboradores externos les quieren dar información parcial y no toda la información. Si teniendo en cuenta la muy escasa distribución del SOFTENON en España considera que no es necesaria esta medida, nos adherimos a su opinión.”

En la última parte de esta extensa, pero confiamos en que aclaradora respuesta, vamos a hablar de los mitos y realidades respondiendo a Grünenthal Pharma S.A. no con la visión de AVITE, si no con lo documentalmente probado, las visiones son para las pitonisas:

MITO

Hay una fundación en Alemania que da cobertura y pensiones a las Víctimas

REALIDAD

· Cerca de 250 socios de AVITE hemos escrito a esa fundación con respuesta negativa. Ni tan siquiera los 24 oficialmente reconocidos en España por nuestro Centro de mayor prestigio, reconocido incluso por Grünenthal Pharma en el juicio como eminencia en la materia, han sido aceptados por esta fundación

· Lo primero que ha de firmar una posible víctima para acceder al reconocimiento de esta Fundación Estatal es una renuncia expresa a no demandar jamás a Grünenthal, ninguno de sus empleados, ni familiares.

· Toda la documentación que enviamos a esta Fundación estatal nos obligan a mandarla en traducciones juradas al alemán. Cada folio de traducción cuesta más de 100 €

· El Presidente de esta Fundación estatal alemana ha sido hasta hace poco el Director General de Grünenthal

· Esta Fundación estatal y neutral nos pide el medicamento, o la receta del mismo, 60 años después.

· Las dos personas que ha reconocido en 2009, una todavía conservaba el medicamento, y la otra ha nacido en Munich, Alemania, y claro ese es hijo suyo, aunque sea de padres españoles. La cosa cambia.

MITO

Un número importante de socios de AVITE nacieron en fechas incompatibles

REALIDAD

· La patente española de Grünenthal GMBH está fechada en Marzo de 1956.

· Hay que recordar que España era en 1956 considerada la parte norte de Africa, jamás Europa. ¿Dónde se ensayan hoy los medicamentos? ¿Dónde se ensayaban en 1956? España es una opción muy viable, de ahí la existencia de un pequeño número de víctimas anteriores a 1956.

· La Dirección General de Sanidad le da orden de retirada de los medicamentos a la distribuidora de Grünenthal, a finales de 1962

· Grünenthal se saltó una orden directa de la Dirección General de Sanidad y continuó vendiendo su ENTEROSEDIV pastillas y solución con Talidomida hasta, al menos, 1975 (Según los Vademecum)

· La Agencia Española del Medicamento no conoce más que un ENTEROSEDIV de Grünenthal (con dos formatos) y lleva Talidomida en su composición.

· Nadie, absolutamente nadie en el Mundo podía vender Talidomida sin la autorización de Grünenthal, propietario de la patente por 50 años (2006)

· El laboratorio norteamericano que vende en la actualidad Talidomida le ha comprado los derechos a Grünenthal, y toda la Talidomida que uso para sus iniciales ensayos procedía de Grünenthal

MITO

AVITE representa no solo a Víctimas de Talidomida

REALIDAD

· AVITE representa y defiende a todas aquellas personas que tengan unas patologías que puedan asimilarse al consumo de Talidomida por sus madres gestantes

· AVITE hace pasar a esas personas unas pruebas periciales, unos estudios genéticos, y médicos

· AVITE hace pasar a esas personas por los Centros Base de discapacidad de sus Comunidades Autónomas para que les reconozcan oficialmente como afectados por Talidomida.

· AVITE está preparando más procesos de reconocimiento oficial para esas personas, que certifiquen, aun más si cabe que sus patologías son debidas a la Talidomida

· Con todo ello en positivo, AVITE esta en capacidad de considerar a esa persona como “Afectada de Talidomida”

· ¿Qué es lo que ha hecho Grünenthal Pharma S.A. para demostrar lo contrario?

MITO

No se puede concluir que la Sentencia del Juzgado de Primera Instancia Nº 90 de Madrid, de fecha 19 de noviembre de 2013, estimara íntegramente la demanda de AVITE.

REALIDAD

· La sentencia concluye con un 10% de la información de la que AVITE dispone hoy día que 24 personas tienen derecho a cobrar la indemnización de Grünenthal Pharma S.A.

· La sentencia concluye que las otras 163 personas, y todas aquellas que estén por llegar, toda vez que puedan demostrar que su afección es por Talidomida, pasarán a tener los mismos derechos que los 24 iniciales.

· La sentencia concluye que Grünenthal es el único culpable de la catástrofe de la Talidomida. Los otros laboratorios, y su venta de Talidomida eran perfectamente conocidos por Grünenthal y debió iniciar acciones legales contra ellos si vulneraron su patente. De Hecho AVITE conoció la existencia de uno de ellos gracias al proceso y a Grünenthal, que tiene su importancia.

· La sentencia concluye que Grünenthal vendió en España mucha Talidomida, que lo hizo a sabiendas de sus consecuencias, y que no lo retiro del mercado, continuando con su venta aun a sabiendas de sus efectos

· La sentencia concluye que Grünenthal no informo deliberadamente a los médicos del porqué de la retirada de sus compuestos.

· La sentencia concluye que Grünenthal actuó mal de forma deliberada y a sabiendas de sus consecuencias.

· La sentencia concluye que los daños no están prescritos

· Fue ratificada en todos sus puntos por La Audiencia Provincial, asumiendo solo la prescripción, y no impugnada por Grünenthal

MITO

Los productos con talidomida de Grünenthal no se vendieron en España antes de noviembre de 1960 ni después de noviembre de 1961

REALIDAD

· La patente de Grünenthal esta fechada en Marzo de 1956

· Hay enciclopedias de 1956 donde ya hay medicamentos con Talidomida en el mercado distribuidos por los “amigos conocidos” de Grünenthal

· En 1975 Grünenthal promocionaba ENTEROSEDIV en el Vademecum, cuando le había sida dada la orden de retirada definitiva por la Dirección General de Sanidad en 1962

· AVITE tiene recetas de Talidomida fechadas en 1978, si Grünenthal era el propietario de la patente ¿Quién la fabricaba? ¿Quién la distribuia?

· La primera Ley de control de uso de Talidomida fue publicada en el BOE en Mayo de 1985. La propia Ley reconoce, en su exposición de motivos, que la Talidomida estaba accesible a nivel ambulatorio. Orden de 13 de Mayo de 1985 BOE Num 121. Dice textualmente: “y la posibilidad de que se puedan ser tratados con ellos (los medicamentos peligrosos) enfermos ambulatorios, obliga a adoptar especiales cautelas”

· ¿Quién fabricaba y distribuía esa Talidomida en 1985 si Grünenthal era el único propietario de la patente?

MITO

Tres compañías más comercializaron otros cuatro productos con talidomida en España durante el periodo temporal de referencia, independientemente del distribuidor autorizado por Grünenthal

REALIDAD

· ¿Dónde están las demandas de Grünenthal a esas compañías si las conocía?

· ¿Cuántas compañías, entonces y ahora, plagian patentes de Grünenthal con actitud indiferente por parte de esta?

· ¿Cuántas compañías venden Aspirina, Nolotil, Oftalidon o cualquier otra marca sin permiso de sus propietarios, y sin demanda millonaria?

· ¿Cuántas compañías tienen en el año 2016 acuerdos de distribución de productos con patentes de Grünenthal?

· Un ejemplo: PAZITAL comprimidos de Laboratorios Gebro Pharma (Barcelona)

· ¿Y no serán los mismos acuerdos con PEVYA, NESSA y LATINO, y lo que ocurre es que en 1956 no existía la obligación de poner los acuerdos por escrito en los envases?

· A criterio de AVITE, y esto lamentablemente no lo puede demostrar (y así lo reconocemos), es lo único que justifica de forma creíble la “no demanda” de Grünenthal a los otros tres laboratorios que distribuyeron Talidomida en España. Y creemos que la Juez del Juzgado nº 90 también lo entendió así. Y seguramente 46 millones de españoles lo entienden también así. Sólo hay una reducida, pero influyente minoría que quiere ver otra cosa.

MITO

Grünenthal (y la propia AVITE) aportaron al procedimiento judicial pruebas

REALIDAD

· Grünenthal no aporto ninguna prueba

· Ocultó la patente

· Ocultó las ventas en España

· Ocultó las toneladas de Talidomida importadas a España

· Ocultó los acuerdos de venta con los otros laboratorios

· No mostró ningún documento probatorio de las gestiones realizadas para retirar de forma inmediata el veneno del mercado de consumo humano

· En resumen, puso la infantil excusa de que han pasado 50 años y los documentos se han perdido o destruido

· ¿Quién puede creerse algo así?

· ¿Que empresa destruye los documentos que la exoneran por un delito que le costo 100 millones de marcos a finales de los 60 y que le ha costado 100 millones de euros (según Grünenthal) a ellos y 840 millones de euros al Estado Aleman?

· ¿No será que lo que tiene, que lo tiene, le inculpa mucho más y de forma más grave aún, y no sólo en España, sino que en el mundo entero?

· Que cada cual extraiga sus propias conclusiones. AVITE solo expone.

MITO

Las Autoridades Sanitarias españolas prohibieron los productos con talidomida en mayo de 1962 y retiraron todos los productos con talidomida de las farmacias y almacenes españoles con la colaboración de los Colegios de Farmacéuticos y de las Jefaturas Provinciales de Farmacia

REALIDAD

· Las autoridades sanitarias dieron la orden de retirada en 1962

· Grünenthal se la pasó por el arco de triunfo

· ¿De quién era la Talidomida que había en el mercado entre 1962 y 1985?

· ¿Quién la fabricaba?

· ¿Quién la empaquetaba?

· ¿Quién la distribuía?

· ¿Quién cobraba sus royalties?

· ¿De quién era la patente entre 1956 y 1985?

· ¿Dónde están los avisos de peligro a la población? ¿Dónde están los artículos en prensa y televisión advirtiendo de la catástrofe a los ciudadanos?

· ¿Dónde están las ordenes a los ciudadanos que retornaran de forma inmediata los compuestos con Talidomida a las farmacias?

· En 2016 todos, absolutamente todos guardamos los medicamentos hasta su caducidad, por un posible nuevo uso. ¿Qué se haría en 1960 con mucho menos poder adquisitivo, y medicamentos sin caducidad?

· Es importante recordar que la Talidomida es un calmante, un conciliador de sueño, ese era su único fin. El uso para mareos en embarazadas fue algo casual y fortuito.

MITO

En España no existe un “certificado de talidomídico”

REALIDAD

· En España, al igual que en Alemania, y en el resto del Mundo existen unos estudio y conocimientos que determinan que la causa más plausible de las malformaciones sea debida a la ingesta de Talidomida por parte de la madre durante el embarazo.

· No hay ningún país, ni médico en el Mundo capaz de elaborar un diagnóstico seguro 100% de la afección. Ni la propia ley alemana así lo recoge, dice literalmente:

El requisito para poder solicitar estas prestaciones es que su madre tomara preparados ricos en talidomida producidos por Grünenthal* durante su embarazo y que sus deformaciones físicas puedan relacionarse con este hecho.

Si no le importa a Grünenthal, que nos explique el término “Puedan relacionarse”. Es exactamente el mismo protocolo que se ha seguido en España, aquí lo hemos llamado “No pueda descartarse” que es bastante más contundente

· El hecho de que todos los preparados con Talidomida que ha habido, y hubo en España hasta la venta de su patente por Grünenthal son propiedad y única responsabilidad de esta, ha quedado sobradamente expuesto y demostrado.

MITO

Los productos con talidomida de Grünenthal se desarrollaron conforme a los estándares científicos existentes en aquel momento con los que, desafortunadamente, las malformaciones fueron un suceso imprevisible, como ha sido confirmado por los médicos que primero asociaron las malformaciones y la exposición a la talidomida y por los más reputados expertos en teratología

REALIDAD

· AVITE le podría comprar este barco hasta Octubre de 1961, pero nada más, pero ni así, pues quedan más derivadas terribles en esta ecuación macabra.

· ¿Por qué nunca aviso Grünenthal en España de los terribles efectos secundarios de la Polineuritis, que eran invalidantes e irreversibles?

Había sido informado de ello en Abril de 1960 y solo lo pone en los prospectos de Alemania, a los españoles, nada de nada.

· La propia justicia alemana constata en la sentencia Contergan que las pruebas de Grünenthal están muy alejadas de la buena práxis, y que hubo una deliberada laxitud.

· Grünenthal estaba plagada en 1961 de científicos Nazis de mucho más que dudosa sensibilidad por la raza humana (desde su propietario Hermann Wirtz, pasando por Otto Ambros, Heinrich Muckter, Ernest-Gunter Schenck, Martin Staemmler, o Heinz Baumkotter)

· Está muy documentado que la Talidomida nace en los campos de concentración Nazis, probada sobre seres humanos prisioneros de guerra.

· Y la parte final, y más contundente. ¿Por qué sigue la Talidomida de Grünenthal en el mercado, sin control, aun a sabiendas de sus terribles efectos para los consumidores y su progenia?

· Son demasiados factores en contra, demasiados, para exonerar a Grünenthal de la responsabilidad. Es más, se observa claramente la desidia y mala praxis como comportamiento habitual y continuado durante estos 60 años. Ya está bien.

· Si tan fiables y transparentes fueron sus pruebas ¿Por qué nunca se vendió con autorización, en EEUU y Francia?

· ¿Porque pese a la prohibición hay víctimas (aunque menos) en ambos países? El negocio ante todo y sobre todo

· Las malformaciones fueron, tal vez, un hecho imprevisible, pero los millones de beneficios embolsados que transformaron a Grünenthal de una empresa familiar de jabones y detergentes en un imperio químico, farmacéutico no.

Todas estas, y muchas indignidades más han partido del laboratorio Grünenthal, que jamás ha sentido ni lo más mínimo el daño que ocasionó, más bien todo lo contrario, huye de el y lo esquiva a base de tecnicismos jurídicos como prescripción, etc. en lugar de asumir, que era lo que debería haber hecho una empresa verdaderamente ética y responsable.

AVITE vuelve a afirmar, hoy, mañana y siempre, que con las pruebas que obran en su poder, y que están a disposición de todo aquel que quiera consultarlas en nuestra web, el laboratorio alemán Grünenthal es el único e indiscutible responsable de la muerte de un número indeterminado de españoles (tal vez 2.500 seres humanos) y la mutilación de por vida de cerca de 500 hombres y mujeres españoles, que como único delito cometimos que nuestras madres tomaran un medicamento milagroso que había venido de Alemania, y que ni Grünenthal testó como debía, ni el Gobierno aleman en su exportación, ni el Gobierno español en su importación.

Lejos, muy lejos, de transformar esto un un juicio mediático, AVITE lo único que busca es la justicia de las pruebas, la razón y el sentido común. Es Grünenthal y solo ellos los que alegan prescripción, tecnicismos y defectos de forma, con la desfachatez infame de reconocer la culpa y lamentar los resultados. No somos iguales, ni mucho menos.

La Junta Directiva de AVITE

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.