AVITE RESPONDE A NOTA PRENSA DE GRÜNENTHAL DE 31.3.2016

0
720

La asociación AVITE siempre ha respetado y continuara mostrando el máximo respeto a los órganos judiciales. La asociación AVITE discrepa firmemente de la decisión del Tribunal Supremo y apoya firmemente el relato de los hechos, pues todos están documentalmente contrastados y probados.

Para AVITE solo queda la vía judicial, pues a diferencia de la Fundación alemana, esta no la financia y gestiona Grünenthal a su antojo y capricho.

Si Grünenthal lamentara mínimamente algo de su pasado se hubiera sentado a hablar con AVITE en la primera llamada que le hicimos allá por 2.004, en lugar de dar la callada por respuesta a nuestras infinitas muestras de disposición al dialogo. Es más fácil derivar a las víctimas a una Fundación controlada por ella para recibir un sistemático y continuo “no eres afectado” como única respuesta. Ni tan siquiera los “ 24 oficialmente” reconocidos en España por nuestros científicos de primer nivel, lo han sido por esa supuesta e “independiente” fundación estatal alemana del Contergan. ¿Acaso son más capacitados? Porque los tratados que emplean para el reconocimiento son los escritos por el médico radiólogo español Claus Kanpp, que siempre olvidan mencionar, y que sigue vivo y residiendo en Madrid. Gracias a él y a Widukin Lenz, por ellos dos, se retiró la Talidomida en el mundo entero, menos en España, en donde Grünenthal continuó exportando millones de dosis de Alemania a España, una vez había sido retirada de todos los países, y aun a sabiendas del motivo de la retirada, y las mutilaciones y ausencia de brazos y piernas que había causado en todos los bebes. Pero los bebes españoles y las madres españolas, les importaba un pimiento. (Todas estas pruebas documentales y muchas más, se encuentran en el enlace DOCUMENTOS de nuestra web www.avite.org).

Cerca de cinco centenares de respuestas negativas a españoles demuestran que algo “no funciona” de forma objetiva en la Fundación alemana del Contergan, de la que casualmente (paradojas de la vida) era Presidente, hasta hace poco, el Director General de Grünenthal.

No hay que olvidar que SIEMPRE nos piden el frasco original y la receta médica del medicamento con Talidomida de Grünenthal, como prueba, que tomaron nuestras madres hace 60 años.

¿Cómo explican 2700 víctimas alemanas y solo 10 españolas? Las pruebas nos dicen que Grünenthal importó a España Talidomida para fabricar más de 40.000.000 de pastillas, casi una por habitante, y no hace falta más para crear un monstruo de la nueva ciencia alemana.

Las cifras se caen por su propio peso y no cuadran: las mentiras de Grünenthal tampoco.

En Alemania el laboratorio Grünenthal y la fundación alemana del Contergan, reconoció como afectados, indemnizó y paga en la actualidad pensiones de 7000 euros al mes a 2800 afectados alemanes.

De esos 2800 alemanes, a día de hoy, han fallecido 100.Quedan por tanto 2700 afectados alemanes.

De los 38 países restantes –aparte de Alemania- que dice Grünenthal que paga indemnizaciones y pensiones vitalicias ¿a cuántos paga realmente en esos 38 países?.

Nosotros tenemos controlados 4 afectados españoles que cobran de Alemania, y porque tuvieron la grandísima suerte de guardar el frasco original con Talidomida o a receta médica, después de 60 años.

Las cifras no cuadran, y las mentiras de Grünenthal tampoco.

AVITE tiene el deber moral para con sus socios, y los ciudadanos españoles, de llegar hasta el final de esta pelea por nuestros derechos.

Entendemos que la actitud de Grünenthal sea defensiva de su patrimonio, pero le rogamos que no emplee términos de tan poca credibilidad para excusar su reprobable actitud. Lo único que pretende con todas estas mentiras y falacias, es confundir a la opinión pública y a la sociedad española, así como a la prensa. Pero nosotros no lo vamos a permitir. Porque la verdad solo tiene un camino y nos avala y todas las pruebas documentales que disponemos, por supuesto también.

Lo verdaderamente triste, es haber nacido en España.

Lo verdaderamente triste de esta historia para los afectados españoles, es ser españoles y haber nacido en España. Si hubiéramos nacido en Alemania, no estaríamos hablando de esta historia que estaría automáticamente zanjada.

Estamos totalmente convencidos que vamos a ganar en el Tribunal Constitucional y que este dictará sentencia anulando la Sentencia del Tribunal Supremo y obligando a este a dictar una nueva sentencia, favorable a los talidomidicos españoles.

Pero lo realmente triste seria, que si el Constitucional no nos da la razón, y tuviésemos que ir al Corte Europea de Derechos Humanos en Estrasburgo, y ganásemos allí, tendría que indemnizarnos el Estado Español, con los Presupuestos del Estado, pagado con dinero de todos los contribuyentes españoles, y el laboratorio alemán Grünenthal, saldría de rositas como culpable, pero sin pagan un céntimo, y sus poderosos tentáculos se habrían salido con la suya.

Pido perdón, pero a los españoles no les indemnizo.

Grünenthal pidió perdón públicamente el 3 de septiembre de 2012, y reconoció toda su culpa. Pero en España a pesar de que reconoció su culpa personalmente a los afectados españoles, dice que no paga, porque está prescrito el daño, según la justicia. Pero habría que recordarle a Grünenthal, que la ética no debería prescribir nunca.

Médicos españoles y consumidores de medicamentos actuales de Grünenthal no se fían.

¿Qué garantías tiene hoy día un médico español, cuando receta un medicamento actual de Grünenthal contra el dolor, o un consumidor español, de tomar cualquier medicamento actual de este laboratorio contra el dolor, de que en caso de que sucede algo meridianamente grave como efecto secundario, que Grünenthal se responsabilice de ello, teniendo en cuenta como ha actuado con las víctimas de Talidomida españolas?.

Por eso recomendamos desde aquí, a los médicos, que antes de recetar cualquier medicamento de Grünenthal y a los consumidores, que antes de tomarlos, se lo piensen dos veces.

Pero en esta lucha de titanes, David sigue luchando contra Goliat, y VAMOS A GANAR.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.