Todos con AVITE pero sin AVITE

0
323
Resultado búsqueda talidomida Grünenthal Todos con AVITE pero sin AVITE
Todos con AVITE pero sin AVITE. No se ha consensuado nada con AVITE. Todo impuesto. Rueda de prensa de AVITE a los pies de los leones el 30 de mayo- En la rueda de prensa, han estado presentes los responsables de sanidad Teresa Angulo (PP), Jesús Mª Fernández (PSOE), Mae de la Concha (PODEMOS), Francisco Igea (Cs), Joan Oloriz (ERC), Lourdes Ciuró (PDeCAT), Marta Sorlí (COMPROMIS), además de Carmen Navarro (PP), Elvira Ramón (PSOE), Victoria B. Tundidor y Lidia Guinart (PSOE), y por supuesto José Riquelme, Presidente de AVITE y Rafael Basterrechea, Vicepresidente.

Todos con AVITE pero sin AVITE. Nota Prensa AVITE sobre Rueda Prensa en Congreso Diputados y acto reivindicativo 30 mayo 2018 con megafonía. Fue a los pies de los leones.

Pinchar en el enlace para escuchar, a partir de la mitad del programa, aproximadamente:

El suplemento de Radio 5 de RNE – Mociones y censuras – 01/06/2018. Acto de AVITE en Congreso Diputados y Ministerio de Sanidad.

NOTA DE PRENSA DE AVITE

Hoy 30 de mayo de 2.018 Avite a propuesta de Lourdes Ciuró (PDeCAT) y con su ayuda hemos organizado una Rueda de Prensa a las puertas de los leones de nuestro Congreso de Diputados, si nuestro, porque es de todos los españoles, y no solo de unos pocos.

En ella han estado presentes los responsables de sanidad Teresa Angulo (PP), Jesús Mª Fernández (PSOE), Mae de la Concha (PODEMOS), Francisco Igea (Cs), Joan Oloriz (ERC), Lourdes Ciuró (PDeCAT), Marta Sorlí (COMPROMIS), además de Carmen Navarro (PP), Elvira Ramón (PSOE), Victoria B. Tundidor y Lidia Guinart (PSOE), y por supuesto José Riquelme, Presidente de AVITE y Rafael Basterrechea, Vicepresidente.

Todos con AVITE pero sin AVITE

El primero en intervenir ha sido Pepe Riquelme, que ha manifestado la desagradable experiencia que ha supuesto para los afectados el hecho que el Gobierno haya dado la espalda a las primeras de cambio al dialogo con las víctimas para tramar una intriga palaciega con Cs que ha llevado a una enmienda de los PGE donde no se reflejan, ni por asomo, las expectativas de los afectados para equipararse, ni tan siquiera aproximarse al resto de afectados europeos. Rafael Basterrechea ha expresado que para el Gobierno y su “aliado” una víctima española vale un 4.000% menos que una alemana, un 3.000% memos que una británica o un 2.500% menos que una italiana o irlandesa para sus respectivos gobiernos, lo cual es injustificable con ningún tipo de argumento, por muy elaborado que no.

AVITE durante la rueda de prensa a los pies de los leones.

A continuación, han intervenido los respectivos representantes de los partidos que han manifestado sin tapujos el apoyo a AVITE y a sus pretensiones. Es de reseñar la intervención del Diputado Jesús Mª Fernández, responsable de sanidad del PSOE que ha manifestado abiertamente la inoperancia del Gobierno en implicar a Grünenthal en el copago de estas responsabilidades. Por otro lado, Francisco Igea de Cs ha expresado que se trata de un primer paso en el camino, y que en futuros gobiernos que están por llegar de forma inminente se intentará regularizar esta situación (al parecer 60 años no son suficientes esperando, hay que seguir y rezar para que ganen), a veces no se consigue lo que se pretende en un primer paso, pero la palabra de Cs sigue comprometida hoy y siempre con la causa. Teresa Angulo, responsable de Sanidad del PP ha relatado los importantes avances en materia de prótesis, reconocimiento, exenciones etc., reconociendo que la partida indemnizatoria no alcanzaba las expectativas demandadas por los afectados.

60 años esperando, la supuesta unanimidad de la cámara de representación de los ciudadanos a favor de AVITE, los reconocimientos más modernos y exigentes del Mundo entero ¿Qué más se necesita para satisfacer nuestro derecho? AVITE cree que esto se trata de una cortina de humo más que deje un problema diluido en el tiempo sin una justa reparación. La falta de entidad política disfrazada de palabras vacías, solidaridad fingida, comprensión teatralizada y un sinfín de adjetivos que solo dejan a la luz una manifiesta desidia por solucionar un problema justo y mundialmente reconocido ¿Por qué?

Vicepresidente de AVITE Rafael Basterrechea, y los miembros de AVITE Ana Castillo y Manolo Bioque, frente al Congreso de los Diputados, con la megafonía, sonando las cuñas de AVITE.

Tal vez haya que buscar en las financiaciones de las campañas, los partidos, los proyectos, etc, a quien es el último patrocinador, el que pone “la pasta”. Y tal vez, solo tal vez, encontremos detrás de una laboriosa investigación los nombres de imperios farmacéuticos que bajo ningún concepto están dispuestos a permitir que se trate de modificar su “Gallina de los huevos de oro”, y para ello utilizarán todas las argucias necesarias, legales o no, éticas o indignas, honorables o villanas, para seguir con su fuente inagotable de producción de recursos para ellos y “sus amigos”. Nuestra salud.

Declaraciones de nuestra Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Doña Dolors Montserrat, y de su mano derecha D. F. Javier Castrodeza que sacaban pecho en arengas que afirmaban que en 2.017 estarían las victimas reconocidas en España. Pues bien, junio de 2.018 (JUNIO), apenas 500 solicitudes en un país de 47 millones de habitantes con una sanidad ejemplarizada y ejemplarizante por estas mismas personas, y todavía no hay ni una sola persona “OFICIALMENTE RECONOCIDA” ¿Podemos llamarlo ineptitud sin ofender a nadie? En AVITE creemos simplemente que no se le ha dado al “asunto” el mismo tratamiento que a otros, a la hora de su resolución, tenemos ejemplos muy cercanos, como rescates a bancos, autovías, petroleras, juegos de soldaditos, etc. que han tenido una meteórica resolución, por la magia de las palabras. Sigue habiendo en España ciudadanos de primera, de segunda, de tercera y de regional, por desgracia la categoría de AVITE y sus desgracias no debe de tener aún ni calificación dentro de este ranking.

AVITE con los preparativos frente al Congreso de los Diputados, para su rueda de prensa.

En un país donde el dialogo se demanda cada día más, las entidades que estamos dispuestas a dialogar somos sencillamente pisoteadas por estratagemas palaciegas y acuerdos a nuestras espaldas, porque simplemente carecen de argumentos para justificar la tropelía que están dispuestos a cometer, y carecen de la valentía de afrontar la situación con la honorabilidad que el colectivo merece, de frente y a la cara, se esconden en los pasillos a los que, por orden del poder, ni tan siquiera tenemos acceso, o nos lo han puesto tan complicado que siempre llegamos tarde.

Solo podemos desear que el que hoy nos pisotea sienta algún día en sus espaldas el peso de verse humillado por un poder irreal creado por un sistema injusto, o que les pase a sus seres más queridos, los más cercanos, los que atraviesan la impermeabilidad emocional que el cargo les ha obligado a adoptar para mantenerse en él a toda costa. El humilde seguirá luchando con la verdad y las pocas armas que esta democracia de mierda nos va dejando, y quizás, solo quizás nuestros hijos o nietos no lleguen a conocer nunca esta iniquidad del Gobierno sin corazón ni sensibilidad, en manos del usurero.

Coche de AVITE en Ministerio de Sanidad el 30 de mayo. Al término de la rueda de prensa, la megafonía de AVITE de trasladó al Ministerio de Sanidad.

Seguirán nuestras movilizaciones todos los días con nuestro coche con megafonía hasta final de año 2018, -porque tenemos permiso concedido-, en:

  1. CONGRESO DE LOS DIPUTADOS
  2. MINISTERIO DE SANIDAD
  3. PALACIO DE LA MONCLOA
  4. GRÜNENTHAL
  5. AGENCIA ESPAÑOLA DEL MEDICAMENTO

El futuro es incierto para nuestro país, y para los afectados de talidomida, una vez más, y como no podía ser de otra manera, y ya van ¡¡¡62 años!!!. Pero no terminamos de acostumbrarnos.

56 euros al mes para los afectados de talidomida españoles

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.