Pleno del Tribunal Supremo para fallar el caso de la Talidomida

0
447

23 septiembre 2015,

El Tribunal Supremo ha señalado para el 23 de septiembre de 2015 a las 10:30 –allí estarán representantes de AVITE- la celebración del Pleno de la Sala de lo Civil, con objeto de votar y fallar el caso de la Talidomida en España. AVITE reclama algo tan elemental a la farmacéutica alemana Grünenthal, como indemnizaciones por las que se equipare a los españoles, a lo recibido hasta la fecha por sus homólogos alemanes. ¿No tienen acaso como perjudicados por la misma sustancia ese derecho por el hecho de no ser alemanes? Cuando Grünenthal factura actualmente millones de euros en medicamentos en España ¿tiene entonces Grünenthal problema en cobrar con dinero español?

La responsabilidad por los gravísimos daños causados por la farmacéutica, en lo que constituye un atentado contra la humanidad, –en palabras de la Fiscalía- ya no es objeto de discusión en el pleito, sino solo si la acción está prescrita o no –el Juzgado de Primera Instancia nº 90 dijo que no en 2013, y la Audiencia Provincial de Madrid luego que sí en 2014-. Aunque los hechos ocurrieron a finales de los años 50, lo cierto es que hasta 2010, no se reconocieron oficialmente a los primeros afectados en España. Además, hasta 2013 no se informó desde Alemania del descubrimiento de nuevos estragos de la talidomida en los supervivientes, razón por la que lo que perciben los afectados alemanes, se vio hace poco multiplicado por siete. Con estos y otros muchos argumentos, AVITE confía en que el Tribunal Supremo estime su recurso y por fin las víctimas españolas dejen de ser los únicos europeos, totalmente abandonados a su suerte –lo que además recientemente fue denunciado por AVITE ante el Parlamento Europeo y ante el Papa Francisco I-; mostrando además en reciente fechas, su apoyo y solidaridad con el colectivo, la mayoría de Ayuntamientos de España, mediante acuerdos Plenarios.

Ante las habituales declaraciones de Grünenthal sobre estos hechos a la prensa española, es necesario desmentir, una vez más y de la manera más enérgica, sus falsedades sobre que los afectados españoles disponen, como los alemanes, de acceso a indemnizaciones, pensiones y ayudas a través de su fundación. Son hechos demostrados en juicio que de los más de 300 afectados españoles socios de AVITE que aún viven, solo uno es pensionista de la fundación alemana, ya que del resto se han rechazado las solicitudes con las excusas más arbitrarias. Este único pensionista contrasta con los miles de afectados alemanes, a los que sí se les ha indemnizado y reconocido una pensión desde 1970, que actualmente alcanza los 7.000 euros mensuales. Igualmente está probado en el pleito, que los representantes de la farmacéutica reconocieron a AVITE ya en 2011, que los afectados españoles eran con mucho los peor tratados del mundo, y que para“remediar” esta situación ofrecieron una “generosa” indemnización a AVITE de 120.000 euros a todos los afectados. Es decir, 400 euros a cada uno (¡pago único, no mensual, y de esta forma querían recompensar toda una vida de sufrimiento!), cifra que como no podía ser menos, ha sido calificada como “ridícula” por el Fiscal de Sala del Tribunal Supremo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here