Un estudio de la Universidad de Münster culpa a Grünenthal

0
1087
Resultado de búsqueda talidomida Grünenthal Contergan
Reiterin Bettina Eistel afectada alemana.

El laboratorio alemán Grünenthal culpable directo de la masacre de la Talidomida según un estudio de la Universidad de Münster.

Se acaba de publicar en toda la prensa alemana, que el culpable del desastre de la Talidomida fue Grünenthal. Actuó de mala fé, no realizó los ensayos clínicos adecuados y además, falseó los resultados de las pocas pruebas que hizo. Así lo revela un estudio de la Universidad de Münster.

Fuentes:

www.rp-online.de

http://www.general-anzeiger-bonn.de

http://www.rundschau-online.de

http://gratis-mmorpg.com

http://www.soester-anzeiger.de

Así lo desvela un estudio de la Universidad de Münster concluyente que ayer se presentó en la ciudad alemana de Düsseldorf. Los investigadores ven como principal responsable al fabricante Grünenthal.

Un centenar de victimas alemanes se reunieron ayer en el centro de convenciones de Düsseldorf, con la ministra de Salud alemana Bárbara Steffens (Verdes),  querían saber y aprender de verdad que es lo que realmente sucedió hace 60 años. Y sobre todo despejar las dudas de cómo pudo suceder el mayor escándalo de drogas en la historia de Alemania y de la humanidad. (Todos tenían una pajita dentro de sus vasos de agua, pajita imprescindible para poder beber agua, porque no tienen brazos?.

ESCANDALO-CONTERGAN-1

Aunque la literatura dice que en marzo de 1954 la compañía Grünenthal descubrió por casualidad la droga Talidomida (AVITE tiene pruebas que la adelantan unos años más a 1950).

El 1 de octubre de 1957 se presentó en el mercado alemán la Talidomida como un medicamento maravilloso y Grünenthal hizo una estrategia de marketing agresiva de ventas defendiendo su inocuidad como excelente medicamento sin efectos secundarios adversos.

Los médicos aceptaron bien la publicidad sobre sus carentes efectos secundarios. La publicidad le funcionó a Grünenthal. Las ventas de la droga crecieron en el primer año como venta al por mayor en un 470 %. En la primera vera de 1960 el Contergan (Talidomida) fue el somnífero más vendido de la República Federal Alemana y la fuente más importante de ingresos para Grünenthal. Y aunque a partir de 1959 los informes negativos de los efectos secundarios neurológicos tales como el entumecimiento, aumentaron significativamente en las extremidades (polineuritis), Grünenthal hizo oídos sordos.

Grünenthal continuó su feroz publicidad, las ventas y enriqueciéndose a costa de la Talidomida y de las mutilaciones que seguía produciendo en los bebes.

Engañaron a 2 funcionarios del Ministerio del Interior, bajo amenazas de prisión, de que no podían continuar vendiendo la droga. Pero Grünenthal seguía adelante en su carrera titánica por enriquecerse. Del mismo modo Grünenthal procedió con los médicos críticos. Impidió la farmacéutica la publicación incluso de artículos críticos. Pero no fue así en el extranjero, y no pudo evitar el primer artículo negativo que apareció en una revista inglesa.

ESCANDALO-CONTERGAN-2

Así pasaron varios meses hasta que se conoció el alcance real del desastre y su magnitud verdadera. Finalmente, el medico de Hamburgo Widukin Lenz, junto al radiólogo español Claus Knapp, fueron los que con sus trabajos arduos de investigación, consiguieron llevar a agentes judiciales hasta la fábrica de Grünenthal el 27 de noviembre de 1961, para parar la producción de Talidomida en Alemania. Pero ya era demasiado tarde y más de 10.000 bebes nacieron con deformidades en brazos y piernas en todo el mundo. Otras cifras hablas de más de 20.000. En España, caso singular donde los haya, jamás sabremos el verdadero alcance del desastre por la complicidad de las autoridades sanitarias de la época y actuales en este tema, por la ocultación que sigue existiendo y por la poca colaboración que prestas las autoridades, con la Asociación española de afectados AVITE, por ejemplo, para destapar toda la verdad de la Talidomida en España.

Frank Ingendahl, es un afectado alemán. Incluso hoy día sigue luchando para poder hacer frente a su vida diaria. Hace unos días necesitaba un bastón especial con un gancho, para poder subirse los pantalones por sí mismo, porque solo no puede porque no tiene brazos. La compañía de seguros dice que no se lo pagaba dicho bastón y la fundación alemana tampoco, y no se ponían de acuerdo, hasta que han llegado a un acuerdo, a pesar de los 7000 euros que cobran la mayoría de los afectados alemanes al mes. En España 0 euros. Esa es la gran diferencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.